Sala & the Strange Sounds. London Calling vía Madrid

Acaban de publicar su primer larga duración lleno de reminiscencias de la mejor época de la música inglesa.

 





Echemos por un momento la vista atrás. Estamos en Londres a finales de los 70 y primeros 80. Quien dice Londres dice Madrid o una ciudad cualquiera de Europa. En las radios y televisiones comerciales, aunque pueda sonarle extraño a una persona que hoy tenga menos de 30 años, suenan sin parar los singles de grupos como The Jam, Blondie, Romantics, Vapors... que copan los puestos más altos de las listas de éxitos.

El anuncio del locutor de turno de la aparición de un nuevo plástico de cualquiera de estos artistas se espera con ansia, la misma ansia que llevará el comprador del nuevo disco camino a casa desde la tienda deseando posar la aguja del tocadiscos sobre su nueva adquisición que sabe que no le va a defraudar.

Estamos hablando de una época en que cada compra de un disco nuevo era toda una liturgia, de una época en que todas las semanas había problemas para elegir que disco comprar porque aparecían a toneladas y todos buenos. Discos con diez canciones y todas ellas singles potenciales. Nada de relleno.

Luego uno llegaba a casa, pinchaba el disco y toda la tarde era dar vuelta y vuelta a la rodaja de vinilo maravillado ante lo que estaba escuchando y aprendiéndose las canciones de memoria. Eran tiempos de música para devorar, asimilar y aprender y no de usar y tirar como ahora.

Y cuando crees que esa sensación de tu recién estrenada adolescencia no la vas a poder disfrutar nunca más, llega un single llamado "No way" de un nueva banda llamada Sala & the Strange Sounds, que descubres vienen de Madrid aunque su cantante, Sala Elassir, tenga sangre libanesa y la banda pase tiempo viviendo en Londres.

"No way" era un puñetazo directo al estómago del oyente que no dejó a nadie indiferente y sí con ganas de más. Otra vez volvíamos a la vieja táctica de los 70: primero lanzar un single y que la gente pase meses con el mono hasta que aparezcla el lp.

Y así ha sido. Interminables meses han pasado hasta que por fin está en la calle "It's alive". Doce bombas de relojería a cada cual mejor que te hacen viajar de inmediato a la mejor época de la música. Mezcla de rock n roll, power pop, punk... Sala & the Strange Sounds podrían ser una banda cuyos vídeos se emitieran semana sí, semana también en Musical Express, Aplauso o Popgrama. Una banda que sería portada del Melody Maker y que arrastrarían, como en la época, eruditos de la modernidad y fenómeno fans a partes iguales. Pero no, Sala & the Strange Sounds viven en el 2012 y están aquí para ser reconocidos.


Aunque parezca un tópico eso que dicen que los grupos tienen toda la vida para preparar su primer álbum, nos cuenta Sala Elassir poco antes de saltar al escenario de la madrileña sala El Sol donde van a presentar en directo "It's alive", lo que hemos querido hacer es un lanzamiento a la inversa. En vez de sacar el disco y de ahí que con un poco de suerte suene algún single, hemos hecho una campaña en la que con los singles se creaba un seguimiento.

Había mucha expectación. A nosotros en Trepidación nos dejasteis con ganas de más tras el single.
Nosotros como grupo tampoco llevamos mucho tiempo, llevamos año y medio o así trabajando desde que montamos el grupo en Londres y empezamos a tocar allí en el circuito pero los últimos seis meses han sido muy agradecidos a niveles de prensa y público.

Para muchos sois unos desconocidos. ¿De dónde venís?
Yo vivía en Londres y estaba metido en un proyecto como solista y no estaba mal. Tenía apoyo discográfico y estaba bien posicionado en Londres, pero no me terminaba de gustar porque era un proyecto más popero. Estaba todo más dirigido porque estaba la industria por medio y como yo estaba en mis comienzos pues me fiaba de la gente que me lo había propuesto pensando que era así como se hacían las cosas. Y estaba agradecidísimo ¿eh? pero no me terminaba de convencer.

El disco recuerda mucho a los que se publicaban en la New Wave inglesa, el punk de Romantics, Buzzcocks, Jam... Lps llenos de singles.
Ha sio un ejercicio consciente. Yo soy muy melómano pero no me siento conectado con la música masiva que se escucha hoy en día. El listón ha bajado mucho a nivel composición. La producción suena más fuerte pero nosotros hemos querido cuidar mucho la composición. Tener letras buenas, estribillos fuertes... El trabajo si ha sido tirando a la vena antigua de la música que se ha perdido. Tú coges una canción de los Beatles o los Clash o los Ramones y lo conviertes a politono y suena perfecta pero haces lo mismo con una de David Guetta o cosas de esas que salen hoy en día y es imposible. Ahora solo se fijan en las bases, los ritmos y los efectos y es una pena. El nuestro es un disco en ese sentido muy purista. Una canción de los Ramones sigue sonando muy actual y parece hecha ayer. Ya veremos donde están Pitbull o los del ragatón dentro de diez años. Me da mucha pena eso. En el cine pasa lo mismo. Solo se fijan en los efectos especiales y la animación y está muy bien meterte en el cine a ver una película en 3D pero es que la mayoría de las pelis que ves en taquilla hoy, a nivel de contenido están vacías. Nosotros también en el grupo tenemos un punto muy "modernete" y actual, porque en directo queremos tener frescura pero luego a la hora de componer sí que tiramos a trabajar a la antigua. 
  
El nuevo single se llama "Margot", también hay una canción dedicada a "Vivianne"... Mucha mujer en el disco.
Aunque parezca que hay mucho nombre de mujer, luego las historias no es que sean muy románticas. "Oh Vivianne" la escribí hace unos años y es una canción sobre el crecer y los cambios de la vida. Cuando la escribí, de mi grupo de amigos el primero que se casó tuvo una hija y la niña se llamaba así y entonces me puse en su sitio y ver lo que puede cambiar la vida de alguien. Está llena de positivismo diciendo que el mundo está en manos de la niña. "Margot" es la clásica chica rockanrolera, un poco problemática, que nos encanta a todos y es una amiga de una amiga que venía a nuestros conciertos de Londres y un día, de camino a casa, ella nos dijo que quería una canción para ella y tal y empezamos a vacilarla improvisando un estribillo y luego, cuando llegamos a casa nos dimos cuenta que no estaba mal y la desarrollamos. A ella no le dijimos nada y en el siguiente concierto de repente dijimos "Margot, esta es tu canción". Y ella flipó en colores. 

Vosotros como grupo sonáis muy ingleses. Además el disco está producido por Duncan Mills que se ha encargado de trabajos de Glasvegas, Florence & The Machine, Vaccines... ¿Está pensado este disco para ser lanzado al mercado inglés?
Consciente no. Yo de inglés no tengo nada pero desde pequeño en casa he escuchado mucho rock y pop inglés porque mis padres oían mucho Beatles y Kinks y luego, en la adolescencia que te entra la época rebelde, en vez de tirarme al heavy yo me fui mas por los Clash y eso. Luego estando en Londres el primer productor que nos ayudó fue Jonathan Quarmby que es mítico de la escena de los 80 y ha trabajado con Bowie y juntando todo eso pues salió algo muy british y ya ves, somos un noruego, un medio español medio libanés... Una mezcla muy rara que de ingleses no tenemos nada. Lo bonito de Londres es que es tan cosmopolita que a veces da estos resultados.

Habéis estado tocando hace poco allí com Amaral.
Últimamente hemos estado viajando mucho entre Londres y España y como nosotros tenemos la base en Londres pues surgió el compartir tres conciertos y muy bien. Son encantadores. Estamos mirando igual para repetir esto en España.

El disco lo habéis presentado en la mítica sala Sol de Madrid.
Ha sido la mejor elección. Yo me crié en Madrid y era eso de tener 14 o 15 años viendo grupos allí y pensando que algún día tocaría allí y mira.

El disco igual ha salido un poco tarde para el tema de verano. ¿Cómo está de fechas? Tenemos un verano bastante interesante con eventos deportivos. En junio estaremos en Barcelona tocando con lo del Moto GP y a finales de verano hay un par de festivales. Por tema de calendario tampoco podemos entrar en muchos festivales pero sí vamos a estar tocando en Londres y es posible que hagamos una mini gira improvisada por Europa con furgoneta. Lo de España lo dejamos mejor para septiembre y octubre.

Alejandro Arteche
"It's alive" de Sala & the Strange Sounds está editado por Puniko records.
Tags: ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario