Big Pete. Tulipanes en el delta del Mississippi

El músico holandés acaba de publicar un nuevo disco repleto de buen blues.









En una escucha a ciegas de "Choice cuts", el nuevo disco de Big Pete, podríamos pensar que estamos ante un nuevo trabajo de algún grupo del sello Alligator o alguna producción americana, pero no. La sorpresa viene al saber que Big Pete se llama en realidad Pieter Van Der Plujim, es pelirrojo y es un alemán afincado en los Países Bajos.


No sé lo que pensarán de él los puristas americanos. Esto es como el japonés que se pone a bailar flamenco, que los hay, el que quiere convertirse en figura del toreo o el que se viste de corto e intenta hacerse cantaor de flamenco. Esperpentos de este tipo y mezclas grotescas de cultura las hay por un tubo. Recordemos sin ir más lejos la rumba afrancesada de los Gipsy Kings en un español aprendido foneticamente o aquel invento japonés de La Orquesta del Sol y su "Salsa caliente del Japón" que ellos lo hacían con toda su buena voluntad y esfuerzo pero que cada vez que la vocalista gritaba "asssucar" aquello parecía "Humor amarillo".


Pero ya digo que a veces la cuestión no está en donde se nace sino como se cría uno, que cultura recibe y cual es su capacidad de absorción y asimilación para que la exposición de su trabajo no cante a cartón piedra. Tampoco vamos a decir que simplemente por el hecho de ser andaluz tengas que saber cantar perfectamente por Camarón o bailar como Carmen Amaya. Una cosa es la predisposición y otra la ciencia infusa. Y no.


Curiosamente esto es lo que ocurre con Big Pete. Su disco no "chirría" comparándolo con otros trabajos publicados recientemente de bandas con certificado de autenticidad por haber nacido en la cuna del Blues. La voz es más que correcta y el uso de la armónica elegante y medido. El hace su trabajo y ejecuta con ayuda de su banda canciones bonitas y a su manera, sin caer en poses ni aspavientos para no resultar una imitación de nada conocido. Es su punto de vista y su aportación a la cultura del blues, tan válida y aceptable como otra al estar hecha desde la honestidad.


Puede ser esto lo que ha hecho que los americanos se fijen en él y comiencen a publicar su música en Estados Unidos para darlo a conocer al gran público y a los amantes del blues. Si no, no creo que un sello como Delta Groove especializado en este tipo de música se le ocurriera meter entre sus referencias este último disco de Big Pete, "Choice cuts".


Acompañado de un montón de colaboradores que comparten portada con él para validar su desembarco oficial en Estados Unidos tras su colaboración el pasado año en el disco de los Mannish Boys, ahora Big Pete recibe el apoyo de músicos como los miembros de los Fabulous Thunderbirds, Kim Wilson y Kid Ramos.

En este reciente trabajo publicado este mes, Big Pete le da un repaso a clásicos de Willie Dixon, "Little" Walker Jacobs o Lester Butler. algo que puede parecer bastante arriesgado en un principio (lo de aparecer en un país que no es el tuyo como una especie de intruso en una de sus músicas más autóctonas y encima reinterpretando a clásicos) pero de lo que sale bastante bien parado.


Habrá que ver por donde van los tiros con Big Pete y como reciben los americanos "Choice cuts", pero la cosa parece que pinta de muy buen color (negro).


Alejandro Arteche


"Choice cuts" de Big Pete está publicado por Delta Groove Music

Tags: ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario