Hasta siempre, Amy

La cantante es encontrada muerta en su domicilio



Es algo que tarde o temprano sabíamos que iba a ocurrir, pero cuando te llega la noticia no quieres creerla y te resistes a confirmarla. Este sábado 23 de julio, Amy Winehouse era encontrada muerta en su domicilio de Londres.

Tras la noticia de su última actuación en Serbia donde era abucheada y de la que tenía que retirarse suspendiendo así la gira europea que iba a traerla hace un par de semanas como cabeza de cartel del BBK Live en Bilbao (actuación que a última hora fue sustituida por la de Suede), nada se había vuelto a saber de ella hasta hoy.

Convertida en carne de cañón por la prensa sensacionalista a causa de sus desmanes y salidas de tono, peleas en la calle con sus novios donde ambos terminaban ensangrentados, detenciones, problemas en aduanas, etc, Amy ha sido más conocida por el gran público por este tipo de noticias extramusicales que por su trabajo. De hecho, en España triunfaron antes sus apariciones en revistas del corazón de segunda categoría bajo titulares del estilo “arrrggg” que sus discos.

Los que conocemos un poco de música sabíamos perfectamente que ese tercer disco que tanto tiempo llevaba anunciando Amy y que, según ella, ya había empezado a grabar en el Caribe, jamás iba a realizarse. “Frank”, su primer disco, pasó sin pena ni gloria y el éxito masivo le llegó con la colección de sonidos vintage y soul lastimoso que le preparó el productor Mark Ronson en “Back to black” con ayuda de los Dap Kings. Enfadada desde hace mucho con Ronson y con la prohibición de la cantante Sharon Jones de que sus músicos, los Dap Kings, volvieran a grabar en uno de sus discos por el convencimiento que la estaban robando su sonido, sabíamos que ese futuro tercer disco de Amy no estaría a la altura.

Hoy solo nos queda recordar sus canciones, el enorme cardado con el que apareció en el video de “Rehab” y que tanto recordaba a las Ronettes y darle gracias a que el éxito de su trabajo ayudase al renacimiento de un nuevo movimiento soulero y que la gente volviese a interesarse por los clásicos de la música negra.

Curiosamente Amy deja la historia de la música para entrar de cabeza en la leyenda. Su fallecimiento ha sido a la edad de 27 años, la misma de Brian Jones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison o Kurt Cobain.

En Trepidación nos quedamos con la espinita clavada de no haberla visto en la edición 2011 del BBK Live aunque sí pudimos disfrutar de sus fans, algunos de los cuales se pasearon la noche que Amy tenía que haberse subido al escenario del monte Kobetas de Bilbao ataviados con pelucas y maquillados como ella en homenaje a su ausencia.

¡Hasta siempre, Amy!

Tags: ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario