Maronda. Viaje a la misantropía.


El dúo valenciano edita un primer disco altamente adictivo.








Es una de las sorpresas escondidas de este año. el típico disco que sale sin hacer mucho ruido y cada vez que lo escuchas va ganando enteros hasta hacerlo prácticamente indispensable en tu reproductor. ¿Serán las melodías? ¿las canciones? ¿el ambiente? Lo cierto es que todas y cada una de las canciones de "El fin del mundo en mapas" traen recuerdos a épocas doradas de la música. Los Brincos, Juan & Junior, Vainica Doble... Sí, pero también Family, Décima Víctima o The Byrds se pasean por las notas de todas y cada una de las canciones editadas por el dúo valenciano Maronda, formado por Pablo Maronda y Mac Greenwood.

Referencias cinematográficas, mujeres malvadas, mal de amores, costumbrismo español... Todo cabe en este primer viaje discográfico de Maronda y si su escucha supone una experiencia muy agradable y que deja muy buen sabor de boca, el charlar un rato con Pablo Maronda para que nos cuente más cosas del disco mientras nos contagia su entusiasmo por el proyecto hace que la invitación a embarcarse en este viaje al fin del mundo que nos proponen él y Marc, sea prácticamente obligatorio.

El grupo lo formas con Marc, bajista de La habitación Roja, pero firmáis solo con tu apellido.
Las canciones las empecé tocando yo con una acústica en plan folk y todo ese material que fui acumulando se lo presenté un día a Marc y los dos decidimos volcarnos en la producción a medias, proponiendo arreglos y viendo como sacábamos las canciones. Al grupo le pusimos Maronda porque no encontrábamos nombres y como a mí la gente ya me conocía tocando esas canciones, nos pareció buena idea. Así también aprovechábamos que como a Marc ya le conoce todo Dios pues así evitábamos las comparaciones con La Habitación Roja y poniendole mi apellido recalcábamos más mi parte, que es menos conocida y que el proyecto es más mío porque las canciones las he compuesto yo.

El disco ha tardado mucho en salir. Lo comenzasteis a grabar a primeros de 2009. Os lo habéis tomado con mucha calma.
Pero es que han sido dos años muy tranquilos. No hemos sido como Supertramp que se metían en una granja ajenos a todo y desconectados del mundo. Esto ha sido una cosa muy tranquila, no de lunes a viernes. Nos lo planteamos con la idea de grabar varios eps de cuato o cinco canciones, entonces grabábamos en febrero y luego hasta mayo no volvíamos a quedar y cada vez que grabábamos eran diez días con traquilidad y haciéndolo en cuatro tardes. Era ir acumulando material en temporadas en las que podíamos porque Marc andaba liado con el grupo y yo estaba trabajando de celador en un hospital.

¿Ya teníais la idea desde el principio de hacer un disco?
Surgió la idea cuando nos acabábamos de juntar. Teloneamos a Sr Chinarro y nos vieron los de Absolute Beginners y nos lo propusieron. Nos pidieron material y les gustó. Entonces fuimos perfilando el disco y tras llegar al acuerdo con el sello de Marc para que pudiera participar pues firmamos.

Ya que hablas de Marc, con su grupo La Habitación Roja acaba de editar disco nuevo. ¿Eso va a ser impedimento para el funcionamiento de Maronda?
Tocaremos en directo con Marc y cuando alguna fecha se solape lo arreglaremos sustituyendole puntualmente., pero la idea es tocar con Marc siempre.

¿Entonces con el grupo vais en serio, no es un capricho de banda paralela?
Si, claro. Pero como el que canta soy yo, en algun dia se puede suplir la ausencia de Marc por algo muy justificado pero yo quiero tocar con él porque ha hecho los arreglos del disco.

Para presentar este disco dais un montón de referencias que a más de uno le pueden parecer disparatadas. Mezcláis a Décima Víctima con los Byrds, a Los Brincos con Jesus & Mary Chain... Pero yo, sobre todo, encuentro muchas conexiones con Juan y Junior, sobre todo en las armonías de voz y la construcción de las canciones.
A mí me gustan bastante. El disco que grabaron Juan y Junior en Londres está muy guay. Se está hablando mucho pero tampoco es que sea muy obsesivo el tema de la referencia Brincos.

Te lo comento sobre todo por la forma de dibujar el retrato de los personajes de muchas canciones con ese estilo costumbrista y con una narrativa clásica española como pudiera tener "Anduriña", por ejemplo.
Me gusta mucho la actitud de las canciones de esa época en la forma de componer las letras, con pocos elementos decir muchas cosas. Luego parece que daban vergüenza esas letras por simplonas y abusar mucho del infinitivo y la rima, pero tienen esa inmediatez que se ha perdido bastante. Son canciones que dan un poco de risa porque parecen traducciones literales de otro idioma, pero esa forma de componer a mí me gusta bastante a la hora de escribir.



¿Es un disco sobre mujeres malvadas?
No creas. Es más sobre relaciones en general. También habla de amistad y política.


Pero las mujeres que protagonizan varias de las canciones son unos bichos de cuidado. ¡Siempre sales mal parado!

Si, bueno, no sé. Son experiencias que suceden. Ja, ja, ja. Hay gente que piensa que el disco es todo sobre una relación concreta pero no, son pequeños dramas. Luego también está el reconstruir la realidad desde un punto de vista irónico o cabrón pero no, no creas que han sido relaciones con un drama intenso.


¿Es un poco misógino entonces?

Más que misogínia sería misantropía pura y dura. Me doy cuenta porque analizo las canciones nuevas y veo mucha "lírica cabreada".


Antes hablábamos de los dos años transcurridos en la realización del disco. ¿Esto se nota a la hora de los arreglos? Las canciones parecen hechas por grupos y luego te encuentras otras como la dedicada a Durruti, "Buenaventura", que es muy eléctrica low fi, muy Décima Víctima o Family.

Es que nos encanta el eclepticismo. Discos como "69 love songs" de Magnetic Fields o "White album" de Beatles con ese rollo que no sabes por donde cogerlos en algunos momentos me flipa. Me gusta eso de desconcertar, de decir "esta canción me flipa y esta otra también. Ah, son de los mismos tíos, que guay..." Me mola más que sonar lineal. De hecho creo que vamos a acenturar más esa variación en próximas grabaciones. Van a sonar más diferentes y se van a dar más de hostias entre ellas.


¿Y alguien que las escuche con esas diferencias de sonido puede utilizar eso como pista para fecharlas?

No. Se grabó casi todo simultaneamente. Creo que empezamos con "La Roma imperial" y luego "Sin ministerio" que es mas rollo Wilko y "Sin ministerio" es totalmente Juan y Junior. Fuimos probando cosas y como las canciones estaban hechas en épocas diferentes pues igual es por eso. También probabamos cosas nuevas al grabar para no hacerlo todo igual. Somos bastante melómanos y una semana estás muy pesado con un disco y a la siguiente pasas a otra cosa diferente.


En casa tú puedes programar el disco como quieras y escuchar las canciones por grupos por lo que el disco lo puedes escuchar en una transición de estilos más cómoda. ¿En directo vais a ser igual de desconcertantes que con el orden del disco?

En directo se uniformiza más porque la formación a lo largo del concierto no cambia y se pueden reinterpretar algunas canciones. Depende de lo que nos apetezca. Pero me gusta eso porque en el pop a la gente no le cuadra que haya discos así, que tampoco es que vea este disco muy arriesgado, pero en cine sí se mezclan géneros y no pasa nada pero en los discos no está todavía asimilado.


Eso hace que en los conciertos el público tenga que estar más atento. No se puede acomodar.

Claro, eso mola. Igual que los grupos inspirados en música de los 60 y 70 son muy reconstructivos y muy cuadrados y a mí me mola ese rollo, pero también me cansa. Babyshambles, por ejemplo, tienen un rollo muy kinks, pero también mezcla cosas de los Clash. El Pete Doherty de Babyshambles me gusta mucho.


Claro, mira los Clash que pasaban de un rockabilly a un reggae.

O "Sandinista", que tiene de todo.


Sí, sobre todo paja.

Ja, ja, ja.


Ahora tocáis en Valencia para presentar el disco. ¿Cómo se presenta el verano?

Hay cosas cerradas. Verano es una epoca un poco extraña porque como los festivales se cierran en diciembre es todo muy complciado, pero calculo que para septiembre ya empezaremos a rodar en serio.


La portada es preciosa. Es muy Smiths.

Estuvimos a punto de hacer otra. Queriamos hacerla en plan las novelas de Agatha Christie y ahora resulta que la han sacado así Chico y Chica. ¡Que casualidad!


Hay un par de canciones en plan rock n roll trasnochado tipo Roy Orbison o como de película de David Lynch que molan mucho.

Hemos metido mucho batiburrillo de cosas que nos molan.


Habéis hecho un disco muy cinematográfico. Hay referencias en títulos y las letras son muy evocadoras, parecen guiones.

Son muy visuales, sí. Tiene una atmósfera muy peliculera y eso que lo de citar películas no me ha gustado nunca. Me parece un rollo muy indie para crear empatia y suena artificla. Por eso me molaba usarlo al revés usando a Godard como sinónimo de algo aburrido. Queria hacer la anti referencia en plan cabrón. Es que los tics esos indies dan un poco por saco.


Alejandro Arteche


Maronda presenta su disco el sábado 18 de junio en Valencia.


"El fin del mundo en mapas" de Maronda está editado por Absolute Beginners.
Tags: ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario