Brand New Sinclairs “Sobrevivir en la música está muy complicado”


El cuarteto de Barakaldo publica su segundo trabajo, una explosión de desenfrenados ritmos sesenteros.









Nada mejor que una de las primeras tardes de viernes con sol para quedar en una terraza y entre cerveza y cerveza, arreglar el mundo. Si las cañas las compartes con el cincuenta por ciento del grupo de Barakaldo Brand New Sinclairs con la excusa de la publicación de “Healing souls”, su segundo larga duración, está claro que el arreglo del mundo tenía que ir por el mundo musical. Solución tras la velada: que la música está muy mal y que va a peor. ¿Forma de arreglarlo? Para eso tendrás que leer las declaraciones de Ana y Andrés, voz y guitarra de un cuarteto que se niegan a ser encasillados solo como un grupo mod.

-Este nuevo disco es muy variado. Hay toques de soul, sonido mod, garaje, incluso ecos de Jefferson Airplane. ¿Cómo os definiríais vosotros?
-Somos un grupo de pop por el hecho de ser bajo, guitarra, batería y voz y tenemos el sonido clásico de banda de pop. Luego tenemos influencias de la música negra y del pop de los 60, entonces es normal que mucha gente vea en nosotros a una banda mod porque entramos dentro de esos parámetros pero preferimos pensar que somos un grupo pop.

-Con “Healing souls” cambiáis de sello discográfico y ficháis por una independiente mítica en el sonido mod como Flor y Nata que fueron los encargados de editar los primeros singles de Brighton 64 o Telegrama.
-En realidad teníamos intención de sacar el segundo disco también con Bip Bip Records, nuestra anterior compañía, y hablamos con Albert Gil, pero por todos las factores que se dan hoy en día que está todo fatal y están cerrando promotoras y salas de conciertos pues Albert ha decidido cerrar el sello durante una temporada y aunque quería sacar el disco no ha podido ser. Estuvimos en conversaciones con otros sellos que hubieran sacado grupos de nuestro estilo y la de Flor y Nata fue la mejor oferta.

-En la portada aparecéis muy elegantes con vuestros trajes y posando como señores en uno de los salones de un club social megapijo de los de Bilbao de toda la vida. En cambio, al escuchar el disco hay un sonido muy duro e incluso con toques un poco macarras como “Ronnie”. ¿Cuáles son los verdaderos Brand New Sinclairs?
-¡Los dos! Ja, ja, ja. El tema del sonido duro es también adaptarse un poco a los tiempos modernos, al siglo XXI. Es como cuando Paul Weller decidió en el 77 que iba a ser una cosa que nadie era y que iba a tocar una música que en ese momento nadie escuchaba, pero no podía hacerlo como en los 60 y tuvo que adaptarla al 77 con el punk y la new wave. Nosotros hoy en día más o menos hacemos lo mismo, cogemos ideas clásicas pero tocándolas de manera más intensa y vibrante para que el público no vea al típico grupo de pose mirándose los pies, sino algo más rockero.

-¿Y esto os ha causado problemas? El tipo de música que hacéis se mueve por ambientes un poco sectarios que si te sales del esquema cuadriculado te pueden dejar de lado y no apoyarte.
-No diría que nos ha causado problemas pero sí es cierto que alguna puerta está cerrada en el mundo muy especializado porque no somos puristas. Puede ser que nos haya pasado en alguna ocasión pero en general estamos bien aceptados. la escena sesentera hoy es mucho más amplia de lo que podía serlo en los 80, que había gente más radical e intransigente. No hablo solo de los mods sino de la psicodelia, el garaje y todo tipo de música. El público también está hoy más abierto a todo tipo de sonidos, yo lo veo más positivo hoy que hace unos años. No veo tanta intransigencia entre el público.

-¿Igual si cantarais en castellano habría habido menos problemas a la hora de encontrar discográfica?
-No estamos seguros porque como siempre hemos cantado en inglés no sé. Puede que habría más puertas abiertas que ahora ni nos planteamos que se nos abran. Quizá otras se nos cerrarían, pero no hemos llegados tan alto para que las discográficas nos digan lo que tenemos que hacer.

-Por el contrario el inglés os habrá ayudado para salir fuera.
-De momento fuera no hemos tocado. Sabemos que alguna copia del primer disco se distribuyó por Inglaterra y Alemania pero quitando alguna radio alemana, francesa y así, no hemos tenido noticias.

-Hay grupos como Pepper Pots que están teniendo muchísimo éxito fuera.
-¡Pero es que son un pedazo de banda muy buena! Además son puro soul y tienen ese mercado en Estados Unidos. No te puedes ganar la vida en España tocando soul, hay que irse a Estados Unidos.

-Por Europa hay muchos festivales y concentraciones mods. Hay un circuito muy importante.
-Está muy difícil entrar en esos sitios para tocar.



-Esta combinación de estilos a la hora de crear el repertorio como lo haceis. Toca una canción soul, toca una de R&B…
-Sale natural. Un día estás oyendo a John Lee Hooker y puede que te salga un R&B. Cuando estábamos componiendo el disco y teníamos varias canciones pensábamos cuantas quedaban por hacer y veíamos: hay dos souleras, una R&B… y lo equilibrábamos. Es cierto que a veces buscamos el estilo pero suele salir de forma natural casi siempre.

-Repetís con Hans Kruger como productor. Será que estáis encantados con él.
-Con Hans se trabaja muy a gusto. Estamos muy cómodos y nos entiende. Nosotros grabamos en directo la música y luego se añaden las voces, como en los 60. Entonces él es un tío de los que le encanta grabar en directo, le da igual que haya ruidos o que se cuelen cosas. Busca espontaneidad en la toma, tomas completas sin arreglar con programas de ordenador. Es lo que nosotros buscamos y a él le gusta eso. Con respecto al tratamiento del sonido es que tiene cachivaches análogicos que le dan ese rollo al sonido que aunque al final vaya a un disco duro de ceros y unos esa señal ha pasado por válvulas, revers de verdad analógicos... Todo eso está en su estudio y ayuda.

-Entonces respeta vuestro sonido.
-Mucha gente nos ha dicho que este disco suena a como sonamos en directo, mucho más que el anterior.

-¿Cómo va el tema de los conciertos?
-Para ser sinceros va mal. Hemos presentado el disco en el Primer Festival Mod de Bilbao, en Donostia, en Vitoria y luego tocaremos en el Rallie de Scooters de Euskadi, pero el resto está muy complicado. Las salas ya no apuestan,los festivales especializados están muy cerrados por tema de que somos poco puristas, otros por lo contrario... Normalmente las bandas tenemos listados de sitios en donde tocar que te vas haciendo con el tiempo y se da el caso que les llamas ahora y muchas salas han tenido que dejar de dar conciertos. Lo de tocar ahora está mucho más difícil. Hace años era más fácil ir a tocar. Está todo muy jodido.

-Antes ibas a cualquier garito minúsculo y los grupos daban pases a las 8 y las 10. Ahora no se puede meter nada de ruido a partir de las diez por los vecinos y aún así en un único pase no aparecen más de veinte personas en muchos casos. ¿Creéis que se está perdiendo la cultura de ir a conciertos?
-Sí que se está perdiendo. Fíjate donde los hemos presentado en Bilbao y Donostia, en unas salas que son discotecas que yo entro por la tarde y digo "yo no quiero estar aquí". Por la noche sin luz y con el publico dices, “bueno, ya no veo las paredes de este sitio, pero…”. Hemos tocado en cuchitriles pero hace años había algo que no hay ahora. Es cierto que los jóvenes de entonces no éramos como los de ahora. Aparte de la crisis y que las salas no tienen pasta y se han cansado de palmar dinero, cuando éramos chavales estaban los punkis, los rockers, los mods, yo ahora salgo y miro y me parecen todos igual, nadie es nada. Vas a los conciertos y no hay gente joven, somos los mismos de siempre. Yo con 14 años salía a las fiestas y a conciertos. Eso ya se ha perdido. Hay otro consumo musical por internet o viendo videos por youtube pero es que eso solo es muy triste.

-En los concierto siempre te encuentras las mismas caras de los que llevamos treinta años asistiendo a los mismos. No se ve un relevo generacional.
-Es todo gente mayor, sí.

-Pero en cambio termina el concierto y los discos que se venden en el puesto de la entrada se agotan así que interés sí hay.
-Sí, ahí es donde se venden los discos.

-Es un círculo cerrado que no se regenera.
-Cada vez hay menos gente joven en los conciertos. Ahora hay mucho entretenimiento que en nuestra época no había. Mi entretenimiento era oír discos e ir a conciertos y un dia me dije que me iba a comprar una guitarra. Ahora está la música para descargarla y punto. Como anécdota te diré que hace poco aconsejé a una chica más joven que yo que para un regalo comprara un disco y ella me puso cara de ¿eh? y al de unos segundos me dice “¿quieres decir comprar un disco original?” y yo que en ese momento estaba buscando sello para editar el disco imagínate lo que pensé. ¡Y era una chica de 26 años!

-Pero ahora debería ser más fácil con internet a la hora de comprar. Nosotros esperábamos el catálogo de la distribuidora, el paquete un mes en correos, que llegara el disco a la tienda del barrio, el amigo que iba a Londres de vacaciones...
-Yo creo que ahora es otra cultura de ocio y entretenimiento y que la música ha quedado aparte. No es lo que era hace 30 años. La música ya es como el cine, el dinero que se puede gastar un chaval es un par de entradas a un festival, gastarse 100 euros para pasar un fin de semana de fiesta donde no va a ver a ningún grupo porque se lo va a pasar borracho. Yo he ido a dos festivales, el segundo al que fui fue como mira, no vuelvo. Yo más de dos grupos no soy capaz de disfrutar. Eso también es igual por la industrialización de la música, antes era todo más romántico.

-¿Qué solución le veis vosotros como parte de la industria que sois?
-Lo de hacerte a la idea que internet es una forma de hacerte valer nos tiene que entrar en la cabeza a todos porque no hay otra, lo de los conciertos no sé. Hay mucha gente que tiene que pagar por tocar. No sé si la música será otra vez lo que era como cuando salieron los Rolling o los Beatles. Yo no creo que dentro de 60 años nadie hable ni se acuerde de Shakira. La música ya no es lo que era a nivel de industria que daba millones y generaba estrellas. Sobrevivir con un grupo ahora es muy complicado y en breve solo quedará la autoedición porque las discográficas están dejando de tener sentido. Están cayendo todos porque no se venden discos y entonces cierran distribuidoras y sellos. Las multinacionales no sé como lo harán.

-Hombre, las multinacionales están haciendo funciones de mánager de sus propios artistas lo cual es demoniaco. El mánager de toda la vida es el que se ha encargado de pelear tu contrato discográfico y conseguirte mejores condiciones. Si ahora todo depende del mismo estás vendido.
-Ahora es como volver a la esclavitud de los 50 que fichaban a los negros y les obligaban a firmar que se negaban a recibir derechos de autor y se quedaban sin cobrar un duro.

-Igual la salvación es el vinilo. Vosotros este nuevo disco lo habéis sacado también en vinilo.
-Sí, porque la gente que compra vinilo nunca va a dejar de hacerlo, el futuro está ahí aunque no se vendan tantas copias y se palme dinero. Cuando un sello grande saca el disco en vinilo de Amaral o de Fito sabes que no saca más de mil copias porque no las vende, aunque esa música no sé que pinta el vinilo porque no se compra. Los que compramos vinilo vamos a seguir haciéndolo. Yo los cds sí, son muy bonitos para poner el vaso encima y tal pero dentro de 20 o 30 años la industria habrá dicho que ya no le interesa el cd y que ahora quiere el láser no sé qué y dirá que el cd ya no vale. Entonces el vinilo seguirá ahí porque los que tenemos vinilos seguimos escuchándolos y el resto del mundo tendrá que coger los cds y hacer como el vhs, a la basura.

-¡Mira los que vendieron su colección de vinilo para comprar cds y ahora están comprando ediciones con portadas retramadas y mal impresas a precio de oro!
-Ja, ja, ja. Sí.

Alejandro Arteche

“Healing souls” de Brand New Sinclairs está editado por Flor y Nata Records.

Brand New Sinclairs en directo
Sábado 16 abril.- Vitoria (sala Ibu Hotzs)
Tags: ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario