Vuelven los días de escuela para Lapido


El músico granadino edita uno de sus trabajos más serenos.





Hablar del nuevo disco de José Ignacio Lapido como su trabajo más maduro es todo un eufemismo. El músico granadino hace tiempo que superó esa etiqueta y en cada nuevo disco sigue demostrando que es uno de los grandes que pueblan la industria musical española, aunque no esté en los números uno de las listas ni aparezca en los especiales televisivos para elegir lo mejor de lo mejor y que se financian a golpe de talonario en los despachos.

Tras conocer el negocio de las discográficas en todas sus vertientes, Lapido hace tiempo que decidió –o las causas le hicieron decidir- editarse sus discos. Así, lejos de imposiciones y jefecillos con muchas dotes de mando pero escasa cultura y gusto musical como muchos de los que dirigen los hilos de la música para los mass media, Lapido va editando sus cosas con calma, buen gusto y serenidad.

Y serenidad es precisamente lo que impregna “De sombras y sueños”, su sexto trabajo que aparecía en las tiendas y se colaba en nuestras vidas a escasos días de finalizar 2010, pero que por la puerta de atrás y por derecho propio consiguió meterse en la lista de los mejores discos que habíamos pinchados en el primer año de vida de Trepidación como programa de radio semanal en Bi fm.

Dentro de un envoltorio que recuerda a los viejos cuadernos Rubio de la época escolar tardo franquista donde los que tenemos una edad aprendimos caligrafía y operaciones matemáticas, Lapido desgrana trece historias tranquilas, llenas de medios tiempos que destilan rabia contenida y que viajan por los universos típicos de la obra de José Ignacio. Dudas existenciales, filosofía de calle, dilemas con el amor y la muerte, el bien y el mal y la religión como dogma de fé o instrumento para mantener a raya la rebeldía… Nada nuevo que los habituales a la obra de Lapido no conozcan pero que, por su forma de enfrentarse a ellos siempre nueva, siempre con otra vuelta de tuerca, hace que siga manteniéndonos en trance mientras el disco no para de girar en nuestros reproductores de cd.



Lo curioso de este nuevo trabajo es la cantidad de colaboraciones que trufan el disco, algo que hasta ahora era inusual en sus otros trabajos. Granadinos de pro como miguel Ríos aparecen en la excelente “La hora de los lamentos” con unas guitarras a lo Byrds simplemente magistrales. Ríos está contenido en la interpretación y aunque vampiriza prácticamente la letra, es un placer escuchar este tema. Lástima que el viejo rockero haya anunciado su retirada porque un disco entero creado y dirigido por Lapido para él podría ser algo excepcional. Por si acaso, ahí dejo la sugerencia.

Amaral y Quique González son otros de los participantes en el disco. Así Lapido devuelve las interpretaciones que de temas suyos hicieron la aragonesa en el ep “Granada” donde revisaba a 091 y el cierre que Quique hacía de su último trabajo con una versión de un tema del anterior disco de Lapido. Amaral va un poquito a lo suyo y Quique González pasa bastante desapercibido en su tema, pero ambos cumplen a la perfección el cometido de colaborar y no destacar demasiado.

En compañía de sus fieles Raúl y Víctor, José Ignacio Lapido ha facturado un disco muy tranquilo donde abundan los medios tiempos y las baladas y, aunque hay poco espacio para las guitarras desatadas y el rock n roll, sobrevuela en todo el disco una furia contenida y acumulada que hace que esas baladas para nada sean ñoñas o aburridas, sino intensas como una bomba a punto de explotar.

Y como siempre, Lapido nos ofrece regalos a los fieles en forma de caras B. En una época de descargas (legales o no) y formatos digitales, Lapido sigue editando singles para vender en su página web o en los conciertos donde regala temas en directo, instrumentales o inéditos. En este caso, el regalo de la cara b de “El más allá”, primer single y tema con el que se abre el disco, es la inédita “No hay minuto que no piense en ti” que, aunque no figure en “De sombras y sueños” no tiene nada que envidiar al resto del repertorio de este disco. Por cierto, para los amigos, coleccionistas y seguidores de Lapido que son (somos) legión ¿para cuándo una edición en vinilo en plan capricho?

Ahora sólo queda esperar a ver como José Ignacio y su banda defienden estos nuevos temas en directo. Nada más publicarse el disco ya se lanzaron a la carretera para tocar en directo y ahí que seguirán este nuevo año para dar todo de sí encima de un escenario que es como verdaderamente se disfruta la lírica de Lapido.

Nos vemos al pié de cualquier escenario donde el granadino esté combatiendo contra el mal gusto armado con su guitarra y su banda.

Alejandro Arteche

“De sombras y sueños” de Lapido está editado por Pentatonia Records.

José Ignacio Lapido en directo:
14 enero.- Sidecar (Barcelona)
15 enero.- La casa del loco (Zaragoza)
26 enero.- Teatro Central (Sevilla)
28 enero.- 12 y medio (Murcia)
18 febrero.- Wah wah (Valencia)
Tags: , , , , ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

2 comentarios

  1. Gran disco de Lapido, cosa que ya no puede sorprender a nadie porque su carrera es magistral. Te dejo una entrevista que le hice por su nuevo disco por si puede interesar:
    http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article20890

    Un saludo

  2. Es un gran disco con canciones preciosas que si algún artista mas famoso las hubiera escrito...
    Totalmente de acuerdo en lo de que sus directos mejoran bastante al CD, por lo que en vez de de pedir un un LP en vivilo, me gustaría ver un CD en directo.
    Un saludo

Publicar un comentario