Los tipos duros también son sensibles


Dale Watson publica un nuevo disco de country en la línea más clásica.





Con mirada bucólica y perdida buscando algo a través del ventanal y su cuidado tupé blanco esculpido a la perfección, Dale Watson abandona el mugriento mono lleno de grasa de camionero para calzarse un elegante traje negro acompañado de chaleco de piel y camisa mostaza de chorreras. Lo que se dice arreglado pero informal.

De esta guisa aparece el cantante de country en la portada de su nuevo disco “Carryin’ on”, decimonoveno trabajo desde que debutara en el mundo discográfico a mediados de los noventa y que aparece poco más de un año después del galardonado “Truck Sessions vol 2”.

Una galopante melodía deudora del sonido de los grandes éxitos de Harry Nilsson, “Carryin’ on this way”, abre el nuevo trabajo de Watson mientras la línea de violines y steel guitar se pasea sinuosa como una serpiente tentadora. Que nadie espere encontrarse aquí experimentos raros, folkies y perroflautas de medio pelo agarrándose con uñas y dientes a la moda del sonido “Americana” o marcianadas varias.

Las composiciones de Dale Watson, su forma de entonar y componer beben de los clásicos del country. De Jhonny Cash a George Jones o George Strait pasando por el revival clásico de los primeros ochenta encabezado por Randy Travis.

A pesar de todas estas referencias vintage, Dale Watson se considera un artista country de su tiempo y se niega a que le consideren un cantante retro. Watson ha declarado que graba con la tecnología actual pero con músicos que tocan la música con la que él ha crecido y que es posible que escuchar su nuevo disco recuerde a la gente el sonido clásico del country, pero con un toque actual.

Justo como él quería. Sin intermediarios ni discográficas que pudieran contaminar la idea que tenía en mente. Para ello decidió que lo mejor era financiar la grabación y que nadie externo pudiera meter mano.



Esta vez no hay canciones dedicadas a camioneros, su seña particular y marca de la casa, pero podríamos decir que “Carryin’ on” sigue siendo un disco cien por cien Watson. ¿Cómo? Muy fácil.

Podríamos decir que este trabajo es una extensión de lo que era el padre de Watson, camionero para ganarse la vida y cantante de country aficionado. Así que este nuevo disco se asemejaría a los descansos nocturnos del padre de Watson.

Tenemos una voz viril y templada. Tenemos canciones bonitas para bailar, para enamorarnos y para llorar las penas del corazón. ¿Quién quiere modas? ¿Quién quiere etiquetas? Tenemos un disco de los que a la primera escucha ya sabemos que nos va a acompañar durante mucho, mucho tiempo y eso, en estos tiempos de vida fast food es todo un lujo.

¿Una definición de lo que es Dale Watson? Bueno, parafraseando la canción que cierra este disco, “Hola, soy una vieja canción de country”

Alejandro Arteche
Tags: ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario