Sheryl Crow graba el disco que le tocaba a Sharleen


Su nuevo disco es una explosión de música negra bailable con ecos de la Motown y los sesenta.





De repente todos querían salvar la música negra. Ahí estaban Amy, Duffy, Estelle… Sharleen Spiteri aparcaba Texas (en realidad lo tenía aparcado desde el momento en que decidió aparecer ella sola en los videos y portadas) y se presentaba en solitario con un disco lleno de soul y ecos de Dusty Springfield. Y de todas estas la que más derecho tenía a subirse al carro era la Spiteri, que desde la época de Texas se había dedicado a meter guiños souleros a sus canciones o versionear en directo a Al Green.

Lo siguiente que supimos de ella fue una colaboración en un disco de versiones donde llevaba a los Clash al terreno del cabaret y el burlesque con una preciosa e intimista versión de “Should i stay or should i go” que ponía los pelos de punta. Que interesante, pensamos, y que ganas de escuchar algo nuevo de ella.

Y ese algo nuevo llegó y fue una patada en todo el estómago. Sharleen se plantaba con un disco de versiones de clásicos del cine más propio de una expulsada de Operación Triunfo que de una cantante con su bagaje. De hecho, una de las "fracasadas" de OT hizo un disco parecido en corto espacio de tiempo y que era igual de mierdoso, bochornoso y absolutamente prescindible como el de Sharleen.

Ahí quedaba una de las grandes esperanzas del nuevo soul blanco, haciendo el ridículo con versiones de “Xanadu” que ni una orquesta de pueblo se atrevería a tocar en un escenario ni borrachos. Sharleen pasaba de compartir honores con las Supremes a hacerlo con las Supremas (de Móstoles)

Con la ex cantante de Texas fuera de juego tras este suicidio artístico, este verano comenzaba con una sorpresa llamada “100 miles from Memphis”. ¿Y esto? Pensamos al escuchar el comienzo de “Our love is fading”, un espídico tema lleno de coros y juegos de voces que bien podía haber pertenecido a cualquier disco de Diana Ross y sus compañeras. Un no dar crédito cuando las canciones se iban sucediendo y descubríamos que detrás de todo estaba Sheryl Crow.



Este séptimo trabajo de la americana se lanzaba a mediados de julio. Los meses anteriores ya habíamos recibido noticias que estaba preparando un disco de música negra, pero jamás pensamos que pudiera hacer algo como esto.

“100 miles from Memphis” es el disco que, en una progresión de trabajo normal, era el que debería haber grabado Sharleen Spiteri para continuar con su carrera, pero mira por donde ha venido Sheryl Crow y la ha adelantado por la derecha dejando a la ex Texas tirada en la cuneta, mordiendo el polvo y sin saber muy bien que o quien ha sido lo que la ha atropellado.

Con un diseño de portada en blanco y negro que recuerda a los discos de los 60/70 y donde Sheryl se da un cierto aire a Carly Simon, el disco sale bastante bien parado en conjunto. Con algún que otro altibajo tanto los ritmos bailables como las baladas suenan bastante convincentes, quedando un disco atemporal y de los de “cabecera”.

El espíritu Motown está bastante presente en temas como “Peaceful feeling” o el que abre el disco, “Our love is fading”, incluso la tipografía de portada juega con una de las utilizadas por el sello de Detroit para su logo y dentro, un par de sorpresas: las versiones de los Jackson 5 y Terence Trent D’arby.

En la primera, “I want you back”, se limita a reinterpretarla tal y como es al pie de la letra. Un poco forzada de voz para llegar a los agudos del pequeño Michael pero con un resultado de aprobado alto. Con el tema de TTD, “Sign your name”, sí se permite jugar un poco más dándole un aire más crooner con la compañía de Justin Timberlake a los coros, una de las pocas veces que el chico no molesta en un disco; porque mira que es irritante el muchacho.

En definitiva, Sheryl ha logrado un disco bastante aceptable para las noches de verano, de los que se puede escuchar y bailar con agrado y con el que no parece una arribista intentando agarrarse al carro de la moda. Mientras, Sharleen se pregunta desde su casa en que momento empezó a perder el control sobre su carrera.

Alejandro Arteche
“100 miles from Memphis” de Sheryl Crow está editado por A&M
Tags: , , , , ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario