Bilillo, de Ray Davies a Jerry Lewis


El que fuera cantante de Los Santos, vuelve dispuesto a reclamar su puesto en la música pop.














Sus gafas, sus movimientos sincopados en el escenario y su aire despistado a medio camino entre Ray Davies y el profesor chiflado fueron un referente en el pop “blando” (o pop, sin más) de los primeros 80. Al frente del grupo bilbaíno Los Santos, Bilillo dejó excelentes canciones como “Nueva apariencia” o “tú, tú, tú” que aún hoy siguen sonando frescas en la memoria colectiva de muchos de los que vivieron el comienzo de la década más fructífera para la música española.

Tras un tiempo en silencio, Bilillo ha decidido volver a subirse a los escenarios y lo hace con nuevo grupo, Bilillo y los Sullos, el nombre perfecto para convertirse en la pesadilla de todo corrector ortográfico automático que se precie. ¿Qué hace ahora Bilillo? Pues canciones de pop perfectas, como siempre ha hecho. Pero dejemos que sea él quien nos lo cuente y para eso le abordamos al bajarse del escenario de uno de los cientos de bares que está pisando para presentar en directo el primer disco de su nueva etapa, “Vago”. Directos en los que también recupera su viejo éxito de Los Santos y que sigue sonando tan nuevo como hace casi tres décadas. Todo bajo la atenta mirada de Alberto, otro ex Santos, que se ha pasado el concierto en primera fila bailando como el mejor fan.

Los Santos os separáis a mediados/finales de los 80 pero hay dos intentos de vuelta en los 90 y nunca más se supo ¿Qué has hecho hasta ahora?
Hicimos dos intentos de volver, uno en el 95 y otro en el 99 que fue la peor actuación de todas en una sala de Bilbao llamada Palladium. Luego Alberto y yo empezamos a tocar solos, sin más, y nos salió una cosa muy bonita, muy especial y muy rara que era apropiada para tocar en pubs pero no para grabar y estábamos a punto de sacarla a la luz cuando Alberto, por causas ajenas, tuvo que retirarse. Habíamos pasado mucho tiempo preparando esto así que recurrí a Baxter, le hice escuchar las canciones, le encantó y me dijo que me producía el disco. Hicimos una pequeña gira de bares tocando en acústico y fue cuando me animé a volver a subir a un escenario. Todo esto ha sido en los dos últimos años. He estado en Madrid haciendo la prueba de tocar en plan cantautor por Lavapiés y Malasaña y por Bilbao, pero no me satisfacía. Cuando uno ha salido con electricidad detrás, la necesita. Entonces negocié con Baxter, recuperé a Juan que había sido batería de Los Santos y hace seis meses que formamos el grupo.

Pero el disco de “Vago” es tuyo en solitario.
Sí. No tiene nada que ver con el grupo actual excepto que Baxter ha sido el arreglista de las canciones.

¿Se puede considerar a Los Sullos como grupo o como tu banda de acompañamiento?
Somos un grupo sólido y comprometido.

Además has recuperado a otro tótem del pop bilbaíno, Juan de Los Impecables.
También fue bajista de Los Santos y fundamentalmente era encontrar gente animosa a poner todo de su parte.

A primeros de los 80 parecía que lo teníais todo en vuestras manos, que Los Santos se iban a comer el mundo. Teloneros de los Kinks y Tina Turner, sonabais en Radio 3, tocabais en el Rock Ola, aparecíais en programas de televisión como “Caja de Ritmos”… ¿Qué pasó para que no funcionara?
El momento de grabar un autentico disco fue cuando el single de “La modelo” había alcanzado la máxima fama y habíamos tocado en Rock Ola. Nos gastamos los ahorros de todos los conciertos que habíamos hecho en una grabación que no sirvió para nada por un estúpido error de un técnico. Era su primer dia en el estudio y metió en la grabación un ruido que no se pudo quitar, toda nuestra inversión de tiempo y dinero se fue a la mierda y no pudimos sacar el disco en el momento adecuado. Luego se juntaron problemas personales y estuvimos un año muy parados y cuando volvimos, el Rock Radikal Vasco lo arrasaba todo. Sacamos un lp con Fonomusic en Madrid, pero ya se había pasado el momento y cundió el desánimo.



En esa época te llamaban el Ray Davies español.
Buenoooo, me han llamado Elvis Costello, Ray Davies… ¡Hasta Jerry Lewis!, que es más bonito todavía. A Los Santos nos consideraban mucho mejor en Madrid que en el País Vasco. Nos hemos llevado sorpresas como cuando apareció algo en internet sobre nuestra vuelta y nos escribió un tío de Alicante que había sido el chaval más feliz del mundo en aquella época oyendo nuestro lp con sus amigos a los 14 años. Esas cosas son las maravillosas y lo que te queda.

En todo este tiempo has seguido trabajando de profesor en un colegio. ¿Eso te ha dado libertad para hacer lo que has querido y no depender de adaptarte a las exigencias del mercado musical?
Es lo de siempre, las dos caras. Te la da tranquilidad de no depender de ganar dinero a la fuerza pero te quita mucho tiempo y energía. Yo llevo una vida muy agotadora. Si quiero dedicarme en serio a esto, todas las tardes son para esto y es muy duro. No es por quejarme, pero me quejo.

Pero no llevas una doble vida, a tus conciertos vienen tus alumnos y te jalean.
Siempre he tenido muy buena relación con mis alumnos. Yo creo que les gusta en serio lo que hago porque hoy han venido hasta chavales que ya están aprobados.
Es que en clase es igual de gamberro que en el escenario, apostilla Alberto.

“Vago” lo habéis autoeditado ¿Cómo se puede conseguir?
Todavía en tiendas no. Tenemos algún contacto y estamos en ello. Lo vendemos en los conciertos aunque a veces, como hoy, se me olvida anunciarlo en el escenario. También se pueden poner en contacto con nosotros por Myspace y lo mandamos contra reembolso. Dentro de poco tiempo espero que entremos en la Fnac, si solventamos los trámites burocráticos que hay. También estamos intentando pensar como financiar un video decente porque sin video no eres nadie.
Los míos le parecen indecentes, le recrimina Alberto que se dedica a hacer montajes con las canciones de su compañero y colgarlos en Youtube.
Es que los tuyos son collages, son muy arties, responde Bilillo.

No creo que los de Alberto los admitan en 40 Latino para poner junto a uno de Chayanne.
No. Con Chayanne, no.
¡Pero si en uno hasta sale Rin Tin Tin! Se queja Alberto.

¿Hay intenciones de recuperar el tiempo perdido en Madrid?
Estamos intentando actuar allí para octubre. Tengo muy buena experiencia con Madrid, suelo pasar casi todos los fines de semana porque mi mujer trabaja allí y el ambiente musical, cuando he ido en solitario con la guitarra, es increíblemente acogedor. La gente te escucha tocar, cosa que me deja extrañado porque aquí estás en un bar y el ruido de la conversación de la gente te supera en volumen, pero allí hay 30 ó 40 personas y están callados escuchándote. A Los Santos también nos fue mejor en Madrid que en Euskadi.

Ya sabes que acaba de aparecer un dvd y un libro sobre la historia del Rock Ola y uno de los flyers que aparece es el de vuestro concierto.
¡No jodas! ¡Qué maravilla, somos historia! Lo primero que nos acojonó en Rock Ola es que el técnico se tiró hora y tres cuartos para que sonáramos perfectos y eso era una experiencia nueva para nosotros. Lo normal era hacerlo todo a toda pastilla. La infraestructura de la época era lamentable y claro, que te hagan eso hizo que le cogiéramos cariño. En el camerino había catering, te venían después del concierto Juan de Pablos, Carlos Tena… ¡Era la leche!

En directo ya estáis tocando temas nuevos, ¿para cuándo el nuevo disco ya como Bilillo y los Sullos?
En directo ya hacemos unos cinco temas nuevos. La diferencia es que el grupo ya toma decisiones y se nota en las canciones. Tendemos al power pop inevitablemente. Yo, cuando tengo electricidad a mis espaldas, vuelvo a mis orígenes. Ensayar solo es diferente.

Así que vais en serio con el grupo, no es un mero divertimento para el fin de semana.
Sí, sí. El grupo está asentado. No es un hobby de viejas glorias que se reúnen, ni lo típico de uno que vive en una ciudad y otro en otra y se pasan las cosas por ordenador. Baxter y Juan Impecable están confiados en que va a seguir el rollo. Ellos han sido líderes de grupos en su momento, así que esto es un supergrupo en toda regla. Es un privilegio tremendo tenerlos conmigo.

Alejandro Arteche
Tags: , ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario