Scotland Yard Gospel Choir, guitarras eléctricas en el coche de la pasma.


El grupo de Chicago Scotland Yard Gospel Choir presenta su nuevo disco “And the horse you rode in on” lleno de sonidos ochenteros del mejor pop inglés.


La risa cantarina de un niño de corta edad abre el nuevo disco de Scotland Yard Gospel Choir, un disco que el grupo ha definido como una colección de canciones que tratan sobre rupturas, llantos y las complicaciones de la vida, así que esa alegría infantil con la que comienza el disco es una especie de trampa. Una más dentro del grupo, ya que ellos ni son ingleses sino de Chicago aunque su cantante Elia sea de origen galés, ni hacen música religiosa y ni mucho menos son policías formando un coro en el que pasar su tiempo libre.

“And the horse you rode in on”, que comienza a distribuirse en nuestro país, es una colección de canciones que parecen sacadas de un manual de “como hacer pop en la Inglaterra de los años 80”. La voz de Elia recuerda en muchas ocasiones a la de Kevin Rowland de los Dexys Midnight Runners y alguno de los temas está bastante influenciado por la etapa de los petos vaqueros del disco “Too rye ay”. El de “C’mon Aileen”, vamos.

En otras, un potente bajo te lleva a los pantanosos terrenos de unos Joy Divison más alegres, unos primerizos Cure o toda la oleada post punk y new wave inglesa, aparte del afectamiento vocal en algunas ocasiones que recuerdan al Jarvis Cocker más estrella del rock. Supongo que el que el disco se preparara en una granja en el norte de Gales propiedad de la familia de Elia, habrá ayudado a empaparse del espíritu british donde también hay cabida para los ritmos juguetones de Big Country. El que haya colaborado Martín Atkins (PIL, Killing Joke) también debe haber ayudado bastante a conseguir el ambiente ¿no?.


Envuelto en una elegante portada de las que podían haberles servido a los Smiths para alguno de sus singles o a cualquier disco de los sellos 4AD o Cherry Red, los medios tiempos se alternan con temas más movidos. El hipnótico teclado que sirve de colchón a “I pretend she’s you” (todo un pelotazo de canción) recuerda a Martha and the Muffins y a los primeros 80 donde lo suyo era bailar en los clubs con gafas de sol, mirando al suelo y con las manos en los bolsillos como buenos chicos atormentados de la época.

Quizá el momento más bajo de este nuevo disco de Scotland Yard Gospel Choir sean un par de temas más íntimos que casi recuerdan a Enya y eso, sinceramente, tira un poco para atrás, pero como el conjunto de las 15 canciones que forman “And the horse you rode in on” es tan notable, se les perdona todo y compensa hacerse con él.

Alejandro Arteche

Tags: , , , , , , ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.