Heather Myles. Si el amor te hace llorar, baila hasta morir.


La cantante Heather Myles publica su nuevo disco revitalizando la corriente country de estilo ochentero que popularizaran Dwight Yoakam o The Judds.




Ahí la tenéis. Con la mirada perdida en el horizonte mientras el viento de alguna playa de la costa californiana agita su rubia melena. Con un sombrero Stetson blanco, joyería de estilo fronterizo y hebilla de cinturón en forma de guitarra con mucho “rinhestone” Heather Myles parece escapada del casting de un viejo capítulo de Dallas, Santa Bárbara o algún culebrón americano de los 80. Incluso viendo la portada de su nuevo disco “In the wind” podría parecer que es una reedición de algún disco ochentero de la época de las Judds, Sweethearts of the Rodeo, Randy Travis o alguna de las glorias que revitalizaron el country a mediados de los años 80, pero no. Lo que tenemos delante está fechado en 2010 y es el nuevo trabajo de la cantante de country Heather Myles, por mucho que la amenaza del pantalón pitillo, la campera de taconazo o la falda vaquera lavada al láser, esté a punto de aparecer en cualquier foto del libreto interior.

Fiel a su estilo de aunar sonidos fronterizos con algo de Honky Tonk y el estilo característico de la ciudad de Bakersfield, género del que fuera su máximo valedor Dwight Yoakam, Heather Myles ha conseguido facturar un trabajo –el octavo de su carrera- que hace que los que nos pasamos el final de la década de los 80 y los primeros 90 bailando en los conciertos de Flaco Jiménez y cantando a voz en grito canciones sobre guitarras, cadillacs y hillbilly music, echemos la vista atrás con añoranza y cariño. Criada en un rancho de caballos, Heather ha conocido el country desde joven y el codearse con artistas como el propio Yoakam ha hecho que sus influencias musicales sean bien reconocibles.

Autora de la mayoría de sus temas, “In the wind” es un disco de carretera y sábado noche. Un disco perfecto para llevar en el coche, tirar millas y perderse mientras canciones sobre corazones rotos, lágrimas y dolores de alma atronan en los altavoces. Pero que nadie piense que “In the wind” es un disco triste. Las penas a ritmo rápido son menos penas y aquí se baila hasta morir, aunque las lágrimas rieguen la pista de baile del bar del pueblo mientras dos gandules se parten la crisma en una esquina intentando mantenerse en equilibrio en el toro mecánico con una borrachera del quince y el grupo de turno actúa tras una red metálica para salvaguardarlos de las peleas que pueda haber. Ya saben amigos, es sábado por la noche y en un pueblo de Texas sólo hay dos opciones: beber y pelearse o beber hasta desmayarse. ¿Qué te han dado la patada? Pues te pones a bailar, fumar y beber con tus amigos porque te has cansado de esperar la llamada de teléfono que nunca llega y dices que no, que el mar está lleno de peces y tú hoy sales de pesca, como canta Heather en la espídica “Smokin’, drinkin’, dancin’ again”.

Con el mismo gusto que tiene a la hora de componer sus temas, en este nuevo disco Heather Myles incluye algunas versiones realmente memorables. La trompeta fronteriza al estilo Herb Alpert de “Vaya con Dios” hace que te teletransportes a alguna aldea mejicana, “Walk on by” de Leroy Van Dyke parece sacado de algún disco de Patsy Cline y la adaptación de “Right or wrong” de Wanda Jackson es decadentemente magistral.

Por si fuera poco, con la aparición del nuevo disco de Heather Myles nos llegaba a Trepidación la noticia de la vuelta de uno de los dúos femeninos más emblemáticos de los 80, The Judds, así que este 2010 va a ser de buena cosecha para el country. Heather ya ha puesto la primera piedra para ello y nosotros la aplaudimos.

Alejandro Arteche

Tags: , ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

0 comentarios

Publicar un comentario