Dale Watson. Precaución, amigo conductor!!



El cantante de country Dale Watson publica el segundo volumen de sus canciones dedicadas a camioneros.

Tupé canoso, unos brazos llenos de tatuajes y vestido con un viejo buzo de mecánico delante del gigantesco radiador de un camión de 18 ruedas. Señoras y señores, Dale Watson, uno de los artistas de country más controvertidos acaba de lanzar nuevo disco. Esto es música para hombres de verdad.

Con más de diez discos a sus espaldas, este nuevo trabajo llamado “The truckin’ sessions vol 2” es la continuación del que lanzó en 1998. Una colección de canciones por, para y sobre camioneros, autopistas, olor a gasolina y ruido de motores pesados. Historias de bellas camareras que sirven café en bares de carretera, moteles de mala muerte, conductores que arriesgan su vida llevando cargas pesadas y peligrosas mientras los ojos se les van cerrando de sueño a bordo de sus monstruosos camiones. Atrás queda la chica que les espera, la familia que ansía su vuelta sano y salvo y por delante muchas millas de líneas blancas pintadas en el asfalto a las que están enganchados y se van tragando como auténticos jonkys.

Dale Watson es un outsider dentro de la escena country americana. No es de los de dar su brazo a torcer ni de los que se apuntan a las modas. Eso le hace ser bastante incómodo para la industria musical, pero es de los que su discografía se vende poco a poco pero con continuidad. A pesar de pertenecer al género clásico del honky tonk más arrastrado, de tocar con regularidad en el reputado Grand Ole Opry y que sus discos sean totalmente atemporales con sus arreglos clásicos de slide y su varonil voz de barítono a medio camino entre el Elvis Presley baladista y el Johnny Cash más cañero, algo distingue a Dale Watson de los demás: una actitud punk que le hace desmarcarse de la derechista y machista ideología del mundo del country. Un solo ejemplo en este nuevo disco nos vale, “Truckin’ queen”, la historia de un camionero que va seduciendo a sus compañeros por radio mientras conduce su máquina vestido con ropa femenina de lamé, collar de perlas, medias rojas, maquillaje y una coleta tocada con un lazo azul que sale de su cabeza afeitada.


Canciones como esta hace que Watson no sea bien visto en algunos ambientes del country americano pero a él le da igual. Se mueve por sus propias reglas y sus seguidores se cuentan por miles. En el documental sobre su vida “Crazy again” que trata sobre la crisis mental que sufrió al morir su novia en un terrible accidente de coche a primeros de este siglo y a la que dedicó el disco “Every song I write is for you”, un fan habla de Dale Watson diciendo que “toca country como cuando el country sonaba a country de verdad” en clara crítica a los mestizajes de hoy en día con el rock sureño y los ritmos más rockanroleros y comerciales.

Tras su anterior disco, una joya grabada en una casa en la montaña propiedad de su amigo Johnny Knoxville (Jackass) y que había pertenecido a Johnny Cash, ahora llega el segundo volumen de las Truckin’ sessions, casi diez años después del primero. El Dale Watson que en el anterior volumen daba la bienvenida desde la puerta de la cabina de su camión, repite la escena en la contraportada de este nuevo disco aunque ya con el pelo canoso y algún tatuaje de más con la guitarra colgada al hombro.

Catorce canciones en un disco dedicado a sus hijas y muchas de las cuales ya conocíamos de anteriores trabajos aunque han sido regrabadas de nuevo y que sirven de perfecta carta de presentación para el que no conozca la obra de Dale Watson. Aquí no hay sombreros de cowboy ni ropa estridente. Sólo historias de hombres que se dejan la piel en la carretera recorriendo los Estados a bordo de un camión devorando millas con la única compañía de la emisora de radio. Historias de tristeza, soledad y vidas vividas intensamente entre gasolineras y cafés al borde de la carretera. Hombres que desean llegar a casa tras semanas de viaje para ver a su novia y echarse unos bailes en el bar del pueblo el sábado por la noche… Aunque algunos lo hagan maquillados más de la cuenta.

Alejandro Arteche

Si quieres dejar un comentario puedes hacerlo pinchando en “Read more”

Tags: , , , ,

About author

Curabitur at est vel odio aliquam fermentum in vel tortor. Aliquam eget laoreet metus. Quisque auctor dolor fermentum nisi imperdiet vel placerat purus convallis.

1 comentarios

  1. No le conocía, la verdad es que detesto el country pero la historia es interesante...y aquí estoy:
    http://www.myspace.com/dalewatson

Publicar un comentario